Follow by Email / SUSCRÍBETE A MI BLOG

martes, 31 de agosto de 2010

11.000 km recorridos entre julio y agosto.


Croacia, Francia, Euskadi, Catalunya, Paìs Valenciá, Madrid... me han hecho recorrer entre julio y agosto más de 11.000 km. Haciendo balance, puede parecer mucho, pero lo cierto es que tampoco ha sido para tanto, o por lo menos no tengo una sensación de que haya sido una barbaridad. Eso sí, uno cruza un poco los lugares que ha visitado, y probablemente mezcle sensaciones y personajes conocidos sin conseguir ubicarlos en un lugar en concreto, pero el tiempo irá asentando todo.

Lo positivo también con esta Ruta Klubera es que la banda se va haciendo grande, porque los conciertos y la experiencia harán grande esta joven banda. Junto a la compañía de Beren, Vidal Soler, Xavi Jamaica, Pep y Gessami se esta gestando este Skabilly que espero muy pronto dé el salto definitivo no sólo al Estado (donde el bagage ya es importante) sino también a Europa (que hay que afianzar) y a la ansiada latinoamérica, donde no hacen más que llegar mensajes de apoyo (una tierra tan lejana y tan cercana al mismo tiempo).

El espectáculo de The Kluba ya se encuentra en un buen momento, y además la gente viendo el directo ya ha comprendido que el disco es una cosa, y que en vivo The Kluba aporta mucho más revolución. Quizás todavía a muchos seguidores de la era Skalariak les queda el resquemor de lo que fuera aquella etapa, pero después de ver un concierto la distancia ya no es tan grande. Y además la formación en primera línea (batería en pie, guitarra, contrabajo) plasma a la perfección ese concepto rompedor que marca la etiqueta Kluba, y que además me permito combinar este año con algunos hits del pasado.

Todo camina, todo sigue su curso aunque nos faltará plasmar en un nuevo disco esto recorrido. Ya será más fácil, puesto que no es lo mismo grabar un disco sin hacer ningún concierto, que ya con un bagage importante en vivo. Pronto volverán las negociaciones discográficas, que en un mundo musical en doble crisis tiene doble handicap. Veremos por donde salimos, porque canciones nuevas ya hay, y ganas de plasmarlo en disco también. Aunque queda lo más importante, la infraestructura.

Por otro lado, los últimos días le voy dando vueltas a un proyecto paralelo, no tan ambicioso como The Kluba, pero que puede me aporte sensaciones nuevas y me ayude a cargarme de nuevas energias. Todo se andará aunque tengo claro que si va adelante, será un proyecto preparado exclusivamente para el directo. Ya veremos, no me quiero atabalar con tantas ideas, pero tampoco quiero dejar pasar el impulso de esta nueva ilusión.

Salud y mucha fuerza!!!!